Sobaos “El Macho” 4 unidades 675 grs.

7,50 

Categoría:

Descripción

El sobao pasiego se fabrica con cinco ingredientes básicos:

Mantequilla, azucar, huevos , harina e impulsor.
En primer lugar se amasa la mantequilla con el azúcar.
Posteriormente se le añade el huevo y por último la harina con el impulsor.
Una vez que tenemos la masa del sobao realizada, pasaría a la zona de escudillado, donde por medio de unas máquinas como son la capsuladora y la escudilladora, quedaría hecha la cápsula del sobao y su posterior llenado con la masa preparada anteriormente.
Una vez llenas las cápsulas, entrarían al horno, donde después del proceso de cocción. Pasarían a la zona de enfriado para su posterior empaquetado.

Un poco de historia

Sobaos El Macho es una empresa familiar, actualmente en su tercera generación, que fabrica actualmente 40.000l sobaos al día, con certificación de “Indicación Geográfica Protegida”
Casa El Macho inicia su actividad con Gumersindo García González y Matilde Sainz Güemes, a mediados de los años 50.

Ellos regentaban un pequeño local en Selaya (Cantabria) que hacía las veces de bar y venta de comida.

Comienza así la elaboración de quesadas para los habitantes del pueblo, sobre todo en fiestas y los fines de semana cuando también llegaban visitantes, que se acercaban el pequeño salón de baile lindero a la taberna. Con el tiempo, ese salón se convierte en lugar de celebración de banquetes de bodas, en los cuales se solía dar de postre la quesada.

Ésta sala adquiere fama y a finales de los años 60, Matilde y Gumersindo, abuelos de los actuales propietarios de Casa El Macho, comienzan a fabricar los famosos sobaos de los Valles Pasiegos.

Sobre los años ´70 compran la primera amasadora y el lugar destinado a salón de bodas y baile pasa a ser obrador de sobaos y quesadas. En 1995 se traslada a los locales que ocupan actualmente. En la actualidad, venden más allá de Cantabria y lLa venta también se realiza a través de su tienda online.

“Somos una empresa acorde a nuestros tiempos, sin embargo no nos olvidamos de nuestros orígenes que se remontan al siglo pasado cuando nuestra familia decidió elaborar sobaos y quesadas. Fijamos nuestros objetivos en el futuro sin olvidarnos de nuestra historia”, afirman sus responsables.

Entre los galardones que tienen en su trayectoria, recientemente el Grupo de Acción Local de los Valles Pasiegos les entregaba la distinción “Calidad Rural. Valles Pasiegos”, valorando su compromiso con el territorio, ser fuente de generación de empleo local, así como la responsabilidad social y medioambiental de la empresa.